Frida’s Lab, los vestidos mexicanos personalizables con alma española que han conquistado las redes (y a las trendsetters de nuestro país)

La historia de Frida’s Lab es la de tres hermanas españolas muy ligadas a México desde pequeñas, a través de su abuela Sonia, una apasionada del país, en el que pasaba largas temporadas.

Su creatividad y sus ganas de crear un vínculo aún más fuerte con este bellísimo país les ha llevado a fundar una de las firmas de vestidos mexicanos más bonitas de España.

Fue en 2018 cuando comenzaron a viajar y a conocer a los artesanos que hay detrás de cada pieza de artesanía del país. Decidieron entonces establecer una relación comercial justa con ellos, para acercar sus obras de arte al resto del mundo. ¡Y vaya si lo están consiguiendo!

Ya en 2019 comenzaron a crear con ellos los vestidos bordados de forma artesanal, que han conquistado a las influencers, artistas, aristócratas y trendsetters del momento, al haber inundado instagram con ellos.

LOS VESTIDOS

Estas piezas únicas están creadas de manta o popelina, con distintas larguras y diseños de manga. La popelina se trata de una tela delgada, de tacto rígido. Es un tejido duradero que presenta un aspecto de muy fino canalé. Está fabricado con una mezcla de lana, algodón, seda y rayón.

La manta es una tela tradicional mexicana, elaborada con algodón puro 100%. Se trata de un material completamente ecológico que adquiere un ligero tono blanco roto.

Los vestidos de color se hacen de popelina y el vestido crudo se hace de manta. El color del bordado se puede elegir: o multicolor, con bordados de colores vivos que escogen los artesanos aleatoriamente; o monocolor, pudiendo elegir entre 16 colores maravillosos.

También se puede elegir entre 3 diseños de manga y 3 tipos de largura (corto, midi o largo), así como el bordado del filo (el remate del vestido) que puede ser en 16 colores diferentes en el caso de elegir el estampado multicolor.

Son sin duda auténticas joyas de fondo de armario que nunca pasan de moda. Además, son perfectas para llevar en verano o en invierno, y que sin duda es un regalo perfecto para sorprender en cualquier momento.

He tenido la suerte de poder entrevistar a estas tres hermanas emprendedoras: Paola, Pulga y Alejandra Sáez de Montagut, y esto es lo que me han contado. ¡No perdáis detalle! Después de este artículo os aseguro que vais a desear encargar vuestro vestido Frida’s Lab de inmediato.

LAS CREADORAS NOS CUENTAN EN PROFUNDIDAD

 1- ¿Cómo comenzó el proyecto de Frida’s Lab ¿Cuál es vuestra historia?
En 2019, nosotras (Paola y Pulga) nos mudamos a México y empezamos a viajar por el interior del país para conocer, de primera mano, a las personas que están detrás de las artesanías `made in Mexico´ que se exportan al resto del mundo. Desde pequeñas hemos estado muy familiarizadas con estos tesoros, hechos a mano, porque nuestra Abuela Sonia nos los traía cada vez que venía de México de visitar a familiares y amigos. 

A la vuelta de nuestro primer viaje a Oaxaca, Frida´s Lab ya tenía nombre. Empezar con vestidos bordados a mano nos pareció un buen punto de partida y, mucho más, cuando leímos esta frase de Frida Khalo: “pinto flores para que así no mueran”, que inspiró nuestro ‘leit motiv’: “bordamos flores para que así no mueran”.

2-  ¿Quién o quiénes forman parte de Frida’s Lab?
Lo creamos tres hermanas. Paola y Pulga nos encargamos de la parte más creativa y, Alejandra, puso orden a las cuentas y la viabilidad del proyecto. Para que, lejos de ser una moda de verano, se convierta en una marca mexicana con corazón español. 

Si alguien nos pregunta quien es la “verdadera jefa”, habría que señalar a Pulga. Que ha sido, desde el principio, la gran relaciones públicas de Frida´s Lab y quien ha conseguido posicionarla donde está a día de hoy.

3- Está claro de Frida Kahlo es una gran inspiración de la marca ¿Cómo surge el nombre? ¿Cuál fue el punto de partida del naming? ¿Os inspiró directamente el estilo de Frida?
Nuestra conexión con México viene desde muy pequeñas. Las tres hermanas recordamos las meriendas en casa de La Abuela Sonia con muchísimo cariño. Cada vez que volvía de México, después de varios meses visitando a familiares y amigos, nos invitaba a su casa para darnos los regalos que traía en su maleta. Ella jamás los envolvía, ni les ponía una etiqueta con el nombre. Sino que aseguraba que eran tesoros, que había encontrado en diferentes mercaditos y que buscaban dueña. ¡Claramente lo hacía porque en casa solo somos niñas y tenemos tallas muy parecidas!

Luego pasábamos la tarde merendando “sincronizadas” (tortillas de maíz con jamón y queso) escuchando las mil y una historias de su viaje. Siempre sentadas en su enorme chester de cuero verde, frente a un maravilloso retrato suyo, que le pintó su amigo del alma Alfonso Abelenda.
Pintura, artesanía, México, creatividad, belleza, frases bonitas y el hecho de ser la primera vez que poníamos en marcha una empresa propia hizo que el nombre Frida´s Lab sonase perfecto para las tres.

4- Cuentan que Frida focalizaba la atención de su vestimenta en la parte superior de su vestimenta para distraer miradas indiscretas de su cuerpo “roto”. Este tipo de vestidos ¿tienen su origen en ella o ella adoptó como vestimenta este tipo de vestidos? ¿Cuál es la historia y origen de este tipo de vestidos en México?
En México, como en muchos otros lugares del mundo, cada pueblo tiene su vestido regional típico. Todos ellos inspirados en el clima, la cultura del lugar, el tipo de trabajo que desempeñan sus habitantes y la alegría y colorido que desprende México. Nosotras tomamos estos trajes regionales como patrón, los reinventamos añadiendo el concepto de la personalización y, en vez de utilizar sus nombres reales, los llamamos con términos procedentes de la lengua maya.

5- Estos vestidos ya existían antes de que llegara Frida’s Lab a España ¿Cuál es la clave de vuestro éxito?
¡Todavía hasta nos lo seguimos preguntando nosotras mismas! Pero todo apunta a que la idea de personalizarlo ha sido clave. El riesgo inicial que tomamos de no tener stock y que cada clienta tenga que esperar más de cuatro meses para tener su pieza única, al final se ha convertido en nuestra gran oportunidad.  

6-Tenéis distintos tipos de larguras, tipos de mangas… ¿Cómo surgen estos diseños?

Cada una de nosotras dibujó su vestido ideal y, al final, salieron los tres tipos de largo, los tres tipos de manga y los tres modelos diferentes que manejamos. 

7- ¿De qué materiales están hechos (tela del vestido y bordado)?
Depende del modelo. Pero la mayoría de ellos son de manta (un tejido muy típico de México hecho de algodón). El Nikte y el Saasil son 100% algodón y el Kilich tiene un porcentaje de seda. Los hilos con los que trabajan nuestras artesanas son también diferentes. Manejamos una calidad de seda natural, que aporta ese aire metalizado a las flores. Y otra sintética que es la clave para que nuestros colores sean tan vivos.


8- ¿En cuánto tiempo puede disfrutar una clienta de su encargo?
Al ser vestidos personalizados casi al 100% necesitamos aproximadamente cuatro meses. Los tiempos de entrega se establecen en base a este calendario: apertura del periodo de encargo en nuestra página web y redes sociales. Pedido final a taller. Confección. Revisión y control de calidad de todos y cada uno de los vestidos. Envío a España y, por fin, organizar toda la logística para que cada vestido llegue a su dueña.   

9- Tenéis diseños ideales para niña, ¿suelen encargarlo las mamás a juego con el suyo?
Sí, nos pasa muchísimo. De hecho, algunas madres piden solo para sus hijas y, cuando se lo ven puesto, deciden encargar el suyo a juego.   

10- ¿De qué zona de México proceden? ¿O se realizan en todo México?
Los dos modelos que trabajamos se realizan en Oaxaca y Puebla.

11- ¿Tenéis relación directa con los artesanos? ¿Son parte de vuestra empresa o son proveedores locales?
Lo más importante y algo que nos costó bastante trabajo fue buscar artesanos profesionales y abiertos a empezar a trabajar con modelos distintos a los que llevan trabajando de generación en generación. Gran parte de ellos son mujeres y, en la mayoría de los casos, son quienes sostienen a sus familias. Sin recibir apoyo alguno del hombre con el que están casadas o el padre de sus hijos. Conocer sus historias hizo que pusiésemos un precio justo a nuestros vestidos para que saliésemos ganando todos. 

12- En cuanto al diseño de los estampados naturales y combinación de colores multicolores, ¿intervenís en la parte creativa o lo dejáis a elección de los artesanos?
El tipo de bordado puede variar, ya que, al ser hechos a mano es difícil mantener una única línea de diseño. Además, es una buena manera de apoyar el talento y la creatividad de las costureras. Cuando una persona hace lo que le gusta y, encima, dejas que le dé rienda suelta a su imaginación el trabajo se convierte en una pieza única. Es cierto que nuestras clientas sí pueden escoger los colores dentro de una gama. Pero el dibujo viene a ser la firma de cada artesano y lo que convierte en únicos los vestidos de Frida´s Lab.   

13- Cada cliente puede elegir los bordados en versión multicolor o monocolor y con los ribetes personalizados ¿Qué color, o combinación de colores, tiene más éxito?
Por ahora los multicolor siguen siendo los favoritos. 

14- ¿Solo se venden en verano o se realiza algún modelo u otro tipo de prenda más de entretiempo o pensando en el invierno en España?
Nuestro objetivo principal era conseguir desestacionalizar la marca. De ahí surgieron las primeras dos piezas más atemporales. Para diseñarlas le mandamos uno de nuestros vestidos a Bea Rey @bearey.wolfmom. Una amiga de la familia que, entre otras cosas, se dedica a customizar todo tipo de prendas. Su propuesta ha sido una falda extralarga para llevar, por ejemplo, con un jersey de cuello vuelto oversize y un top que queda ideal con jeans. 

15- ¡Dadnos algunas ideas de cómo llevar vuestros vestidos, además de para ir a la playa más que ideal!
Lo que más nos gusta es recibir fotos de nuestras clientas con su propia interpretación. Algunas se lo ponen con cinturón, otras con tacones y hasta hemos visto a niñas llevando las arras con ellos.   

16- Estos vestidos son artesanía clásica local mexicana, ¿creéis que los clásicos marcan tendencia hoy en día o mandan las tendencias?
Cada día las mujeres buscan un estilo que las diferencie de las demás. Unas lo hacen a través de las tendencias de pasarela y otras apostando por los clásicos con un twist. A nosotras nos encanta dejar que sean las clientas quienes personalicen sus prendas. Una de las partes que más disfrutamos es, cuando nos llega un pedido, y vemos por primera vez un vestido con combinaciones de color que nadie antes nos había pedido.   


17- Actrices, aristócratas, modelos, influencers… multitud de rostros conocidos van sumando a su armario vuestras piezas, ¿qué famosas/personajes os gustaría que llevaran los vestidos Frida’s Lab?
¿La verdad? Hacer un flash back y pedirle a la propia Frida Khalo que se diseñara el suyo.

18- ¿Cuál es el perfil de vuestras clientas?
Desde bebés con la talla cero hasta nuestra propia Abuela Sonia. Que este verano nos encargó un Nikte con manga tres cuartos porque, a su edad, dice que no hay que enseñar tanto. 

19- ¿Tenéis pensado vender online o seguirá siendo a través de DM en Instagram?
Hemos contratado a un equipo maravilloso de diseñadores que nos están creando la página de nuestros sueños. Por ahora tenemos el dominio esperamos que muy pronto todo el mundo pueda diseñar su vestido en www.fridaslab.com.

20- ¿Cómo estáis planteando el futuro de Frida’s Lab?
Con ilusión, paso a paso, siguiendo los consejos de nuestros padres y autofinanciándonos. Las tres tenemos trabajos a jornada completa en otras empresas y la idea es que, cuando la web empiece a funcionar, Pulga deje el suyo y sea la primera empleada de Fridas Lab y quien se ocupe del día a día de este sueño.

EL LOGO

Termino esta entrevista con el  precioso logo que da vida Frida’s Lab, que nace de una foto de Nickolas Muray que ha inspirado varias ilustraciones, muchas horas de trabajo, una acuarela de @clementine_ds y la impecable escritura a mano de @amae_paperstudio_ . Me parece simple y llanamente sublime. 

1 comentario :

  1. Esmeralda10/25/2020

    Qué maravilla. ¡¡¡Yo quiero uno... por lo menos!!!
    Precioso post.
    Gracias por darlo a conocer

    ResponderEliminar

Design: Serein Atelier