Conociendo Wanda, el café optimista de Madrid

Recientemente  estuve cenando en Wanda, un concepto de restaurante-café abierto todo el día. Está situado en el centro de la capital (C/ María de Molina, 1) y, su estética, repleta de colorido y buen rollo, te transporta de inmediato a un destino tropical: sillas de caña natural tejidas a mano, colores pastel combinados con flúor rosa y amarillo y banquitos con coloridos cojines serigrafiados. Empezamos bien.

“La idea se basa en que cuando entras a Wanda te transportas al universo emocional de las vacaciones, el verano y todo lo positivo que sientes en esos meses del año. En Wanda siempre sale el Sol, siempre hay muy buen rollo". Parolio – Director creativo de Wanda-.
A mí me parece un punto de encuentro ideal para desayunar, comer cenar o simplemente ir a tomar algo en un ambiente relajado y muy apetecible. Yo estuve cenando y la verdad es que todo estaba bastante rico y la relación calidad-precio me pareció estupenda.

Comenzamos con un pincho de ensaladilla con boquerones, muy rico. Como entrantes no pudimos resistirnos a sus nachos machos, con chili con carne, pico de gallo, nata agria y guacamole. Un clásico mejicano que me encantó. Sus mini burgers con queso y bacon también nos gustaron mucho.
Como segundo plato nos decantamos por un steak tartar, con carne de La Finca; y un tartar de salmón, con aguacate, sésamo negro, cebollino y huevas. La verdad es que los dos estaban muy buenos.
A duras penas llegamos al postre, pero no podíamos dejar de probar su famosa Cookie especial Wanda, con coulis de chocolate caliente y helado de vainilla ¡muy recomendable!; y su tarta de queso, deliciosa. ¿Lo conocíais? Si no es así os recomiendo que lo tengáis en cuenta para vuestras próximas citas gastronómicas en Madrid.

1 comentario :

Design: Serein Atelier