La dieta antiaging de la Reina Letizia

Mucho se está especulando con la alimentación que sigue la Reina Doña Letizia. De hecho, su última revelación en la entrega de los Premios Cavia en la biblioteca de la Casa de ABC está haciendo correr ríos de tinta. Por lo visto comentó que desayuna tres huevos. De este comentario se ha deducido, tras consultar a varios expertos, que la Reina sigue la ‘dieta Perricone’. 

Cierto o no, me parece más que interesante contaros en qué cosiste esta dieta antiaging que hace las delicias de multitud de VIPS como Eva Mendes, Anna Wintour, Cate Blanchett, Uma Thurman o Julia Roberts, entre otras.


Creada por el Doctor Nicholas Perricone, dermatólogo clínico, nutricionista y uno de los padres de la denominada Teoría del Envejecimiento, esta dieta no está concebida para perder peso, aunque una gran mayoría de quienes la han seguido lo han hecho, ya que entre las claves del buen funcionamiento orgánico que promueve este sistema nutricional está el alcanzar nuestro peso ideal.

La dieta Perricone supone algo más que adelgazar: más bien se trata de un cambio de mentalidad, una manera de re-evaluar nuestros hábitos alimentarios para conseguir una vida más sana ayudando a frenar la inflamación y la oxidación celular a través de primar ciertos súper-alimentos antioxidantes y antiaging. Así es posible recuperar la salud de la piel y del cuerpo en general, además de potenciar la energía. 
De hecho, la nutrición es un pilar básico de su filosofía del cuidado global en 3 niveles que aúna dieta, suplementos nutricionales (nutricéuticos) y cosmecéuticos tópicos. 


Para ir entrando en materia os resume brevemente en qué cosniste la dieta Perricone. Existen 2 modalidades: la Dieta anti-inflamatoria de 28 días y la Dieta de los 3 días o Perricone Nutritional Face Lift. En ambas, la base son 4 grupos de nutrientes antiaging clave contenidos fundamentalmente en 10 súper-alimentos (antiinflamatorios, pro-tensores, antioxidantes, anti-retención…) y una serie de pautas de consumo específicas. 

LOS 4 GRUPOS DE NUTRIENTES ANTIAGING CLAVE 

1. Proteínas de alta calidad: Pues, como dice el Dr. Perricone: «Todos los músculos, los órganos, los huesos, los cartílagos, la piel y los anticuerpos que nos protegen contra las enfermedades están hechos de proteínas […] Sin embargo nuestro cuerpo no almacena proteínas. Cada día que pasamos sin ingerir proteínas, es un día que envejecemos». Por eso, para un óptimo funcionamiento orgánico, nuestro cuerpo necesita diariamente su ‘ración’ de proteínas de alta calidad entre las que destacan pescados frescos (primando el salmón), pollo de corral y pavo, huevos (mejor orgánicos), el tofu (también orgánico, no de soja modificada genéticamente), kefir y yogur natural (completamente naturales, sin edulcorantes, ni azúcares, ni bgh -hormona del crecimiento bovino-), quinoa y almendras. 

2. Hidratos de carbono complejos y fibra: aquellos con bajo contenido glicémico, que permiten una absorción más lenta y no provocan una reacción inflamatoria derivada del incremento de los niveles de azúcar en sangre. Además, este tipo de hidratos, aportan antioxidantes, fitonutrientes y fibras, fundamentales para regular la digestión. incluyendo entre cuatro y siete porciones diarias de este tipo de nutrientes (contenidos en moras, cebollas rojas y blancas, frambuesas, aceite de oliva, avena o limones), se aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales que neutralizarán los síntomas de envejecimiento y se suministra la energía esencial al organismo. Aquí es básico tener muy en cuenta el tamaño de las raciones, ya que los hidratos, que en la cantidad correcta son antiinflamatorios, en exceso pueden provocar una respuesta de insulina.

3. Grasas ‘buenas’ o ácidos grasos esenciales: Conocidos por sus efectos protectores para el corazón, su capacidad de disminuir la presión sanguínea y reducir la formación de coágulos en la sangre, los ácidos grasos esenciales omega-3, (que podemos encontrar en el salmón, el atún, las sardinas, el aceite de lino o las semillas de chía), ayudan a proteger el sistema cardiovascular, a mantener un peso sano y a mejorar el funcionamiento del cerebro. también son necesarios los omega-6 y los omega-9 presentes, entre otros, en las semillas de girasol, los pistachos, el aceite de oliva o el de onagra, ayudan a mantener los niveles correctos de colesterol y triglicéridos. 

4. Ácido Alfa Lipoico y Vitaminas antioxidantes: El Ácido Alfa Lipoico, presente en verduras como las espinacas o el brócoli, es una sustancia natural generada por el propio organismo y uno de los elementos clave contra el envejecimiento, ya que contribuye a la producción de energía de la célula, protegiéndolas ante la inflamación provocada por los radicales libres. Actúa en sinergia con todos los sistemas antioxidantes y eleva el glutatión (enzima esencial para la eliminación de toxinas generadas por los lípidos). Por otra parte, las vitaminas A, (presente en frutas rojas como las fresas), las del complejo B, (en altos niveles, por ejemplo, en las sardinas), y la C, (con las bayas de açaí como máximo representante), son clave en una dieta nutritiva antiaging al ayudarnos a mantener un buen estado de salud y contrarrestar la oxidación celular y los radicales libres desde el interior. 

¿CUÁLES SON LOS SÚPERALIMENTOS  FUNDAMENTALES PARA ALARGAR LA JUVENTUD? 

1. Salmón salvaje (no criado en piscifactorías): con un alto contenido en DMAE, astaxantina, Omega 3 y ácidos grasos esenciales (que reducen el colesterol malo). 

2. Aceite de oliva virgen extra: compuesto casi en un 75% por ácido oleico contiene altos niveles de polifenoles como el hidroxitirosol (un protector antioxidante que solo se encuentra esta clase de aceite de oliva). 

3. Verduras verdes: una sopa a base de brócoli, espinacas o espárragos verdes es una magnífica opción para obtener nutrientes y antioxidantes como la vitamina C, el calcio o el magnesio, que está demostrado que frenan el envejecimiento. 

4. Fresas y frutos rojos o del bosque: potentes antioxidantes con bajo contenido glicémico son claves para conseguir un rostro más joven y lleno de vitalidad. Además, ayudan a reducir la grasa corporal acumulada, que normalmente se ‘fija’ a través de alimentos con un índice glicémico superior a 50. 


5. Lácteos naturales orgánicos (sin edulcorantes y bajos en sal): se recomienda consumir productos ecológicos que estén exentos de BGH (hormona del crecimiento bovino) como el yogur natural orgánico (sin azúcar ni edulcorantes añadidos), el griego y el kéfir. Ciertos quesos también están permitidos: se recomiendan los sólidos, como el feta, evitando los triple grasos y los muy salados. 

6. Avena en copos: rica en fibra, grasas monoinsaturadas y proteínas, ayuda a reducir el colesterol y la presión arterial, además de mejorar el sistema digestivo, regular el azúcar en sangre y proteger el organismo frente al cáncer. 

7. Plantas aromáticas y especias como la cúrcuma y la salsa de tabasco: antiinflamatorias y neuroprotectoras. 

8. Té verde: es una de las bebidas clave de la dieta antiaging de Perricone con más propiedades antienvejecimiento confirmadas científicamente que, además, contribuye a impedir la absorción de las grasas perjudiciales, reduciéndola en un 30%, mientras que el aminoácido theonina mejora el estado de ánimo.

9. Agua mineral: El Dr. Perricone recomienda «evitar el agua del grifo, pues puede contener residuos perjudiciales para la salud como partículas de metales pesados». 

10. Chocolate negro en pequeñas dosis: Lo más puro posible. Es un potente antioxidante que evita el ataque de los radicales libres y, gracias a su alto contenido en magnesio, regula los niveles de azúcar, ayuda a ‘fijar’ el calcio, equilibra la flora intestinal y protege el sistema cardiovascular. 

ALIMENTOS Y HÁBITOS PRO-AGING 
¡100% DESACONSEJADOS! 

1. Azúcar: Responsable principal de la glicación, proceso por el que las moléculas de los azúcares se adhieren a las fibras de colágeno y, provocando que pierdan elasticidad. El azúcar, además, ataca también a los componentes de la membrana plástica celular, favoreciendo el envejecimiento de las células. Algunos de los alimentos que ayudan a la formación de la glicación son el arroz, los copos de maíz, el pan blanco y los frutos desecados y pasos, ya que se asemejan a un compacto de calorías y fructosa que se adhiere al colágeno. 

2. Café: Se ha demostrado que aumenta los niveles de cortisol, la ‘hormona de la tensión’, lo que produce un incremento de la insulina, favoreciendo la inflamación celular, predisponiendo a la hipertensión y acelerando el envejecimiento. 

3. Refrescos light y zumos de frutas envasados: Su gran contenido en químicos y edulcorantes aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, favorece la absorción de grasas y dificulta la correcta digestión y procesamiento de los nutrientes.

4. Alcohol: Los metabolitos del alcohol (unas moléculas denominadas aldheídos) dañan la membrana plasmática, produciendo una reacción inflamatoria en las células. Una copa de vino, de cuando en cuando, es la única opción permitida por Perricone, ya que, sobre todo el tinto, contiene polifenoles (potentes antioxidantes que protegen el organismo). 

5. Tabaco: La inhalación de una calada genera en los pulmones más de un billón de radicales libres. Esto hace que se activen los glóbulos blancos de la sangre que recubren las arterias, produciéndose una respuesta inflamatoria en el corazón y el resto de órganos del cuerpo. 

PAUTAS ESENCIALES DE LA DIETA ANTIAGING 

- Cada comida debe incluir proteínas de alta calidad, carbohidratos de bajo índice glucémico y grasas saludables. 

- Siempre se debe consumir en primer lugar las proteínas para, así, ayudar al proceso de digestión y evitar una respuesta glicémica. A continuación, las fibras y, por último, los carbohidratos complejos. 
- Tomar entre 8 y 10 vasos de agua mineral al día: el primero en ayunas y siempre acompañando cada comida con uno. 

- Resulta clave sustituir el café por el té verde para evitar el aceleramiento del envejecimiento y estimular el metabolismo. 

- El Dr. Perricone recomienda media hora de ejercicio diario, combinando cardiovascular, vigor muscular y flexibilidad, tres elementos fundamentales para mantener una buena salud y vitalidad. 

- Dormir lo suficiente es básico para el régimen antienvejecimiento, ya que durante el sueño se anulan los efectos negativos del cortisol, se libera la hormona del crecimiento y la juventud, y se emite la melatonina, una hormona con efectos positivos sobre la piel y el sistema inmunológico. 

Si os ha parecido interesante y queréis probar con la Dieta Lifting (3 días) planteada como un plan de pre-inmersión a la de los 28 días, o, como tratamiento de belleza flash os dejo el menú.
Para conseguir efectos en menor tiempo es un poco más “radical” ya que, a través de aumentar las ‘dosis’ de determinados súper-alimentos antiaging (como el salmón, que debe ingerirse 2 veces al día durante esos 3 días y ha de ser fresco, no ahumado) promueve resultados evidentes en sólo 72 horas: ayuda a reducir la hinchazón, redefine los contornos, afirma la línea de la mandíbula y aumenta de forma notable la luminosidad cutánea. 

La base de esta dieta es el salmón salvaje, que debe consumirse dos veces al día. El salmón en general y el salvaje de aguas frías en particular, es muy beneficioso para la piel, porque contiene altos niveles de DMAE, astaxantinas y ácidos grasos esenciales que mejoran la luminosidad, firmeza y apariencia dérmica.


DIETA LIFTING TIPO ( 3 DÍAS)

DESAYUNO:
Tortilla con tres claras y una yema y/o 115-175 gr de salmón a la parrilla + 225 gr de avena en copos + 1 rodaja de melón cantaloupe y 125 gr de frutos del bosque + un vaso de agua.

ALMUERZO
115-175 gr de salmón a la parrilla, atún o sardinas + 450 gr de lechuga aliñada con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón + 1 rodaja de melón cantaloupe y 75 gr de frutos del bosque + un vaso de agua.

MERIENDA
60 gr de pechuga de pollo con poca sal + 4 avellanas crudas sin sal + ½ manzana verde + un vaso de agua.

CENA
115-175 gr de salmón a la parrilla + 450 gr de lechuga aliñada con 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra y zumo de limón + 250 gr de espárragos, brócoli o espinacas al vapor + 1 rodaja de melón cantaloupe y 75 gr de frutos del bosque + un vaso de agua.

ANTES DE DORMIR
60 gr de pavo con poca sal + ½ pera o manzana verde + 3 ó 4 almendras o aceitunas + un vaso de agua. 

¿La habéis probado? ¿Qué os ha parecido? Yo creo que empezaré con la Dieta Lifting, todo sea por estar bella.

5 comentarios :

  1. Hola Guapa!
    Yo,me apunto a la Lifting;
    Felizf Finde!!

    ResponderEliminar
  2. pues es interesante, aunque coincide casi en todo con las dietas que suelen mandar los endocrinos, así que no le veo yo tanto mérito a este doctor, además creo que es más recomendable que te la prescriba un profesional de forma más personal y dependiendo de si tienes algún que otro problema...la reina está demasiado delgada, eso si

    ResponderEliminar
  3. ya habia leido de ella!
    pero en la que yo me copie a mayores ponia que apenas despertarse tomar un vaso de 250ml de agua mineral sin gas.

    ResponderEliminar

Design: WS