Mi cura nocturna de detoxificación

La fatiga, el estrés cotidiano, el ritmo de vida desenfrenado, junto con la polución urbana estaban cargando mi piel de impurezas, agotamiento y poca luminosidad. Por eso os voy a contar mi secreto de belleza para conseguir que mi piel luzca fresca al despertar, como después de una larga noche de sueño, y con una sensación de relajación y bienestar incomparable. No es otro que uno de mis últimos descubrimientos cosméticos ‘milagro’: Botanical D-tox, de Sisley.

 
Se trata de una cura intensiva detoxificante de noche creada por Sisley capaz de oxigenar las células eliminando las toxinas de la piel en superficie y en profundidad, a la vez que refuerza sus defensas naturales para descansarla, purificarla y revitalizarla de forma duradera. En definitiva recargarla de energía y luminosidad en el momento del día en el que la piel está más receptiva.

Actúa de forma global sobre los tres niveles principales de la cadena de detoxificación cutánea:


1- Las células son detoxificadas en profundidad gracias a una acción de 'recogida selectiva' de las proteínas deterioradas.

La investigación Sisley ha puesto de relieve la actividad de la proteasoma, una especie de ‘basurero’ de la célula a cargo de la eliminación natural de las proteínas dañadas que se vuelven potencialmente tóxicas.

Al igual que con la recogida selectiva, la proteasoma recicla estas proteínas dañadas para fabricar nuevas proteínas. En periodos de estrés la proteasoma agota su capacidad de funcionamiento. Por lo tanto es necesario estimularla de forma eficaz.

El extracto peptídico de Arroz: nuevo activo de Sisley, que contiene péptidos de alta tecnología de origen vegetal, estimula la actividad de la proteasoma para permitir a las células detoxificarse.
De este modo, liberada de sus toxinas, la piel es más resistente, está purificada y llena de energía.

2- El sistema natural de defensa de la piel contra los radicales libres se refuerza gracias a una actividad antioxidante.

La piel, sometida a diario al estrés oxidativo causados por el entorno y el modo de vida, se protege gracias a su sistema natural de defensa que limita los daños en los componentes esenciales: proteínas, lípidos membranales o el ADN de nuestras células.

Pero en periodos de agotamiento, de estrés intenso, el sistema de defensa se ve desbordado y las toxinas se acumulan.

Extracto de Einkor refuerza el sistema de detoxificación imitando la actividad antioxidante natural de las células. Paralelamente, estimula las enzimas
detoxificantes de la piel, que le permiten resistir los efectos visibles de la fatiga.

3- La eliminación de las toxinas se ve favorecida gracias a la estimulación de la microcirculación cutánea.

La activación de la microcirculación cutánea permite eliminar mejor los productos de degradación.

El extracto de Ginkgo biloba actuará en ese sentido, revitalizando a las células, para favorecer la eliminación de las toxinas. La piel, más sana y liberada de sus toxinas, recobra su frescura y resplandor.


Por si fuera poco, ofrece una acción antifatiga revitalizante, así como una acción hidratante y calmante gracias a un cóctel de activos de tratamiento, para una piel aún más bella:

• Extracto de hojas de Romero: especialmente estimulante en periodo de fatiga.
• Aceites esenciales de Romero y Salvia: tonificantes y purificantes.
• Extracto de Lúpulo: revitalizante.
• Glicerina vegetal para hidratar.
• Extracto de flores de Matricaria para suavizar y calmar.
• Aceites esenciales de Mejorana y Lavanda para calmar y equilibrar.
• Manteca de Karité para nutrir y regenerar.
• Aceite de Girasol para nutrir, aportar elasticidad y revitalizar.


MI EXPERIENCIA

Llevo probando este producto, que es perfecto para cualquier edad y cualquier época del año en la que notes la piel apagada y con la necesidad de ‘recargar sus baterías’, seis semanas y desde luego que promete lo que cumple.

A los pocos días de uso la piel está más luminosa, purificada… Por la mañana mi piel está más descansada, hidratada y jugosa. Tras unas 4 o 5 semanas de uso he notado la piel  con un aspecto más descansado, con los rasgos más alisados y con más energía… ¡Con un halo de luz distinto!

Me ha gustado bastante su textura: una emulsión fluida, fresca y no grasa con perfume aromático ligero muy agradable. No deja la piel nada grasienta, pero la deja muy hidratada. Yo no necesito ningún otro producto por la noche, aunque se puede combinar con una nutritiva u otra hidratante encima. Lo único malo es el precio, no apto para todos los bolsillos: 164 euros el dosificador de 30 ml (que calculo que durará  unas 10 semanas más o menos). Sin duda un producto más que recomendable, me ha encantado.

4 comentarios :

  1. Que maravilla para la piel!!

    ResponderEliminar
  2. Me a encantado tu post, en cuanto pueda utilizare la crema Botanical D-tox, mas que nada porque en mi trabajo tengo que ir maquillada todo el tiempo y mi piel se ve muy apagada y tengo la impresion que necesita oxigeno los poros, y lo mas importante que no es grasa porque tengo una mixta y no todos los productos me viene bien a mi piel. Graciass

    ResponderEliminar
  3. hola preciosa, menuda pinta tiene este producto, estoy segura que por tu experiencia cumple lo que promete, habría que probarlo...gracias por compartir, feliz fin de semana y besos

    ResponderEliminar
  4. yo la pude probar por unas muestras que me dieron y es lo masss!!! he puesto una hucha para ahorrar y comprarmela ajaajaj

    ResponderEliminar

Design: WS