Stella, el perfume que reposa sobre una rosa

No es un perfume nuevo, pero sí único. Se trata del primer aroma que creó la diseñadora Stella McCartney en 2003 inspirado en sus aromas favoritos. Su nombre transmite el carácter personal de la fragancia, por este motivo se llamó simplemente Stella. Se trata de un aroma delicado y femenino, gracias a la rosa, que se combina con al ámbar, sexy e intenso. De esta manera, y al igual que con su moda, Stella jugó con la mezcla de contrastes y contradicciones en la creación de su primera fragancia. En él la feminidad se funde con la astucia, lo suave con lo anguloso, el vintage con la modernidad, lo sexy con lo sensual, la extravagancia con la delicadeza.

Las cualidades mágicas que esconde el frasco se enfatizan con su colorido, como si fueran las facetas de una joya, reflejando a través de la luz del cristal transparente los tonos ciruela y pétalo de rosa, y que según Stella McCartney se parece a un cristal amatista, femenino a la vez que atrevido. El tapón, de cristal facetado, se abre para desvelar un aplicador de perfume delicado y sensual, que evoca la fuerza y la tradición de las antiguas fragancias. “Es mucho más sexy que el gesto de vaporizar”, dice Stella, a quien le encanta esta manera de aplicarse el perfume, sintiendo la gotita deslizarse por el cuello. "Hay algo peligroso en ello”, asegura la diseñadora.


La creadora también habla del frasco de la versión eau de parfum: “Es un poco más masculino. Se adapta perfectamente a su estuche, como si fuera una segunda piel. Es como un traje para el frasco, hecho a medida”. El frasco es sin duda estructurado a la vez que sexy, suave y delicado. El degradé en tono ciruela sobre la más pura transparencia, crea un sutil juego de matices.


Como notas de cabeza, la esencia de rosa se funde con la peonía, más ligera, y la esencia de mandarina, para una salida fresca. Juntas, forman un acorde repleto de seducción, suavidad y fuerza. La nota de corazón se fundamenta en el absoluto de rosa que, con su feminidad y su sensualidad, revela la faceta más intensa de la rosa. El fondo está dominado por ámbares amaderados de marcada intensidad, profundos y misteriosos, que contrastan con la feminidad de la rosa. Fundiéndose en la piel, estas notas crean un auténtico deseo, una adicción instintiva y sensual por la fragancia, de la que ya no podrás prescindir.


Sin duda es una aroma especial que deja a su paso una estela de esencias en las que contrasta la fuerza con la fragilidad que transmite el perfume, y en el que la feminidad y la sensualidad, tradicionalmente encarnadas por la rosa, se reinterpretan en el espíritu de la modernidad funcional al más puro estilo de Stella McCartney. ¿Te atreves a descubrirlo?

5 comentarios :

  1. Me encanta. De hecho es mi perfume favorito.
    Lo probé un día de casualidad y no tardé en hacerme con él, porque me enamoró totalmente.
    Además no es muy "famoso" y siempre que lo llevo suele llamar la atención a la gente.

    ResponderEliminar
  2. Tengo el Eau de Parfum y el extracto de perfume y son maravillosos. Especialmente este último
    Un besazo, guuapa

    Inma

    ResponderEliminar
  3. Me encantaría descubrirlo! Seguro pida probarlo la próxima que me encuentre en una perfumería. Gracias por este relato, lo disfruté mucho!

    ResponderEliminar
  4. No lo he probado, y eso que Stella me encanta! Que genial post. Bss ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola otra vez, te he dejado un meme en mi blog, vale? Besitos!!

    ResponderEliminar

Design: WS