Hall of Fame, ¡no te resistirás a los básicos de Benefit!

Hoy os voy a hablar de una de las firmas de cosmética de lujo más divertidas que aterrizó en España en el 2006. Nos ha hechizado desde el principio (sobre todo por su impecable y llamativo packaging), nos ha hecho adictas a muchos de sus productos, que lejos de parecer hechos para las más jóvenes cuenta con seguidoras de todas las edades en todo el mundo, y se ha hecho compañero indispensable de casi todos nuestros neceseres: Benefit.

Esta firma cosmética, que seguro que casi todos conocéis, fue fundada por las hermanas gemelas Jane y Jean Ford en San Francisco, en 1976. Todo comenzó cuando, tras graduarse en la Universidad de Indiana en 1970 en Educación Artística y Finanzas, se mudaron a San Francisco para trabajar como actrices y modelos. Años más tarde se hicieron famosas al protagonizar los anuncios de la marca Calgon Bath. El éxito les trajo más trabajo y continuos viajes, un estilo de vida del que terminaron cansándose. Así que tuvieron una gran idea…


Ellas siempre se habían hecho sus propios productos de maquillaje. Con pequeños trucos que habían aprendido en sus años como modelos mezclaban colores y texturas hasta encontrar las fórmulas y colores perfectos. Así, el espíritu creador de Jean y el cerebro empresarial de Jane hicieron que en 1976 abrieran su primera tienda en San Francisco a la que bautizaron como The Face Place.

El éxito de su divertida atmósfera y sus productos con efectos inmediatos fue tal que en los cinco años posteriores ya habían abierto tres tiendas más. Catorce años más tarde la firma seguía siendo un éxito y dio el salto a Macy’s y Henri Bendel. Fue en aquel momento cuando las hermanas Ford decidieron cambiar el nombre de la tienda y darle una identidad propia. Jane hizo un viaje a Italia donde continuamente oía la expresión ‘Bene! Bene!’. De ahí buscaron juntas algo que encajase (fit) con esta expresión que tanto les había gustado para dar forma al nombre de su firma. Corría el año 1993 y acababa de nacer Benefit, tal y como hoy la conocemos.

Actualmente, y desde 1999, pertenece al grupo LVMH (el primer proveedor de bienes de lujo del mundo), mueve 200 millones de dólares anuales y cuenta con más de 600 puntos de venta en doce países y cinco tiendas propias.

HALL OF FAME

Como no sólo de historia está compuesta esta firma os voy a mostrar sus productos básicos, sus imprescindibles, su particular ‘paseo de la fama’ que añade un toque de sentido del humor, un aire bohemio y retro al universo cosmético. Además, ofrecen soluciones eficaces e inmediatas para mostrar cada día tu mejor cara.


Comienzo con el ya archiconocido benetint. Se presenta en un frasco de cristal que más bien parece una laca de uñas muy acuosa, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de un líquido rojo que puedes utilizarlo tanto en los labios (con el que los colorearás ligeramente), como en las mejillas (para conseguir un rubor natural). Lo mejor es que no mancha, dura muchísimo (ya que el efecto es de ‘tinte’) y el frasco cunde una barbaridad. Hay que tener en cuenta que su aplicación debe ser rápida porque se seca muy deprisa, pero da tiempo de sobra para que quede a tu gusto. Créeme que cuando lo pruebes no podrás vivir sin él.


That gal es otro de los productos míticos de la firma. Su divertido packaging bien puede recordarnos a los pegamentos en barra que utilizábamos en el colegio, pero no, aunque funcione casi igual (hay que girar la rosca y sale el producto por unos agujeros). Se trata de una base iluminadora con una textura muy suave y sedosa. Sirve para iluminar un cutis apagado y aporta un toque fresco que despierta la piel al instante. Se puede aplicar sobre la piel limpia y sobre la hidratante como base o para dar toques de luz al rostro. Lo mejor es que deja la piel uniforme, queda mucho mejor el maquillaje (con el que también puedes mezclarlo) y tiene un sutil olor a chicle de fresa que te encantará.


Continúo con dr. feelgood, un bálsamo refinador invisible con vitamina C que se presenta en un envase de metal muy retro y que sirve para afinar líneas de expresión, disimular poros abiertos y aportar a la piel un efecto sedoso. Se puede usar como base, o sólo en las zonas con estos problemas. Viene incluída una esponjita aplicadora, aunque creo que es más fácil aplicarla con los dedos ya que su textura es sólida (similar a la de la vaselina pero sin ser grasa, porque este producto no engrasa la piel, sino todo lo contrario). Se debe aplicar tras la hidratante y puedes llevarlo sin maquillaje o sobre él. Desprende un olor mentolado, pero en la piel es imperceptible.


Me centro en los ojos y destaco cuatro productos imprescindibles que se convertirán en los productos fetiche de tu neceser. El primero es eyecon, una crema para el contorno de ojos que reduce ojeras, atenúa líneas, disminuye bolsas e ilumina la mirada. Es muy hidratante y no deja residuos en la piel. Contiene extracto de almendra dulce, manzana y naranja, y puedes usarla por la mañana y por la noche. Todo un must.


Con eye BRIGHT y hight BROW tu mirada será otra: mucho más despierta, iluminada y totalmente espectacular. Eye BRIGHT se usa en los dos ángulos del ojo, consiguiendo que parezcan más grandes y brillantes ¡el efecto es increíble! Y si lo combinas con hight BROW (un lápiz rosado cremoso y mate) debajo de las cejas y difuminándolo tras su aplicación, conseguirás un lifting inmediato en tu mirada. ¡Dos imprescindibles de los que nunca te separarás!


Ooh la lift es otro de los básicos (y el último que completa Hall of Fame) que tu mirada necesita para que el efecto cansado desaparezca. Se trata de un bálsamo rosado que se aplica en la zona de la ojera y con el que se consigue, gracias a sus pigmentos reflectantes, reducir las bolsas e iluminar la mirada. No hace falta aplicar demasiada cantidad por lo que cunde mucho. Además, si quieres una dosis extra de relax, mételo en la nevera ¡conseguirás un efecto lifting instantáneo más rápido y te relajará mucho más esta zona tan delicada! También te encantará su ligero aroma a frambuesa. Y tú, ¿ya los has probado?

6 comentarios :

  1. Me tienta esta marca desde hace mucho tiempo. El aspecto de los productos es muy original y tiene cosas con muy buena pinta.

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla, estoy deseando probar estos productos.. genial post!!!

    Bss

    ResponderEliminar
  3. no conocia esta marca... por lo que he leido pinta muuuuy bien!! donde se puede comprar? está en cualquier perfumería? y de precios?

    gracias!

    http://amazonatv.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Me encanta la marca, tanto por su estética como por la calidad de sus productos, siempre innovadores y eficaces. Fantástico el Dr. Feel Good, estoy deseando hacerme con el eyecon, dicen que es casi casi milagroso.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que estos productos aparte de tener un packaging fantástico son muy efectivos. Se pueden comprar en El Corte Inglés o en Sephora y los precios son más o menos como los de cualquier marca de cosmética de lujo ;)

    ResponderEliminar
  6. que bonitas son! me encantan solo por los envases! q pija soy eh!

    besitos, me gustó verte ayer

    ResponderEliminar

Design: WS