¿Vuelta al estrés? Evita algunos hábitos que perjudican tu dentadura

Con el fin del verano, aunque no del buen tiempo, nos acecha un enemigo invisible que puede causarnos muchos problemas: el estrés. Volver a la vida cotidiana, y al trabajo, hacen que nuestros malos hábitos aparezcan de nuevo. Morder lápices, hielo o las uñas, cuando estamos nerviosos, son algunos ejemplos. Es un hábito negativo sobre todo porque provoca microtraumatismos en los dientes y afecta mucho a la articulación temporo-mandibular. Apunta estos tips para lucir una sonrisa otoñal perfecta y evitar los malos hábitos que pueden perjudicar seriamente nuestra dentadura. La principal es, sin duda, no visitar al dentista.


1- Bruxismo. El hábito nocivo de rechinar los dientes o apretarlos en exceso desgasta su superficie, afectando al soporte dental (ligamento, hueso y encía), lo que provoca movilidad anormal de los dientes y molestias en la articulación de la mandíbula. Puede estar provocado por tener los dientes descolocados y por el exceso de estrés, pero el dentista te ayuda a que este mal hábito desaparezca. 

2- Seguir las tendencias, con cautela. Como por ejemplo decorar los dientes. Las perforaciones y piercings provocan daños irreparables en la dentadura y lengua.  

3- Volver a la rutina en el deporte ¡pero atención a la dentadura!: Una boca en mal estado puede perjudicar el rendimiento deportivo, ya que genera, entre otros: problemas de equilibrio, lesiones musculares, dolores de cabeza y calambres. Además, una alta acumulación de bacterias en nuestra boca puede ocasionar que éstas viajen por la sangre y se vayan depositando en los músculos, lo que conllevaría una pérdida del tono fibrilar que podría dar lugar a diversas lesiones, como desgarros, dolores articulares o lesiones de los tendones.

4- Di ‘no’ a la mala higiene: En la ‘vuelta al cole’ el hábito de cuidado bucal debe realizarse tres veces al día, de forma vertical y circular, con un cepillo de cerdas suaves. Una limpieza 10 está compuesta por pasta que contenga flúor, hilo dental y enjuague bucal y tiene que incluir la lengua y el paladar y masajear las encías con movimientos circulares en cada cepillado.

5- Alerta al tabaco: Fumar, además de ser perjudicial para nuestra salud general, es muy negativo para la dentadura. La nicotina oscurece el esmalte y mancha los dientes, provocando enfermedades en las encías y pudiendo ocasionar la pérdida de los dientes a largo plazo. Además, el tabaco estimula la pérdida en la permeabilidad de las mucosas, disminuyendo la oxigenación y dando lugar al envejecimiento prematuro y a la ausencia de salud de la pieza y los tejidos que rodean al diente.

Si por cualquier motivo tras el verano notas que tu dentadura necesita una revisión, no dejes de un lado por falta de presupuesto, la Asistencia dental social iDental es una opción perfecta. Este centro de carácter social supone una significativa ayuda para aquellas que no disponen de recursos para afrontar este tipo de gastos y que, con sus ayudas, llegan a cubrir hasta el 70, 80, 90 o incluso el 100% del coste del tratamiento, en función del grado de necesidad de la persona que lo solicita.

Por si no lo conocéis iDental posee uno de los centros odontológicos más grandes del mundo. Está en Rivas-Vaciamadrid y tiene casi 10.000 m2 de superficie en el que hay funcionando 110 boxes o gabinetes para pasar consulta (un equivalente a 110 clínicas privadas individuales en un mismo espacio). Si queréis saber más, podéis contar con opiniones de iDental en redes sociales. 

1 comentario :

  1. Para la dentadura siempre he sido muy estricta porque como los dientes de una no hay nada.

    ResponderEliminar

Design: WS