El centro neurálgico de Skeyndor en Madrid

Hace un par de semanas pude conocer en primicia el nuevo centro de belleza de Skeyndor, ubicado en el distinguido Barrio de Salamanca de Madrid. Localizado en el número 17 de la calle de Don Ramón de la Cruz, este espacio de 200 m2 inicia la celebración del 50 aniversario de la firma, que, por si no lo sabíais es una marca que se ha convertido en un referente nacional e internacional en cosmética profesional, gracias al rigor científico aplicado a todas sus formulaciones y a los extraordinarios avances que han marcado su trayectoria.




En su interior alberga distintos espacios desde los que se permitirá a los profesionales de la estética descubrir las diferentes disciplinas de la cosmética a través de diferentes puntos de vista, tanto teóricos, en su aula de formación; como prácticos, en el aula dinámica. Skeyndor seguirá de esta forma aportando una amplia oferta formativa, además de innovadoras herramientas destinadas a impulsar los centros de belleza.




Además de este centro dedicado a la belleza, también pude conocer el aceite restaurador nocturno anti-edad Sleeping Oil, uno de los últimos lanzamientos de Skeyndor. Focalizado en el cuidado de las pieles secas o con falta de nutrición (o cambios de estación, en los que la piel se suele alterar) es un producto muy versátil y fácil de utilizar. Es ideal para aplicar en rostro, cuello, escote e ¡incluso en el pelo! Me encanta su acabado, nada graso pero muy nutriente.
¿Qué objetivo es posible conseguir utilizándolo? mejorar el microrelieve cutáneo y para aumentar la luminosidad y uniformidad de la piel.

Esto se hace posible gracias a su fórmulación está compuesta por extracto de Crambe Marítima, que protege el ADN de las células madre epidérmicas; extracto genciana de la India, estimula las células madre adiposas; e Hinojo Marino, que actúa como dexintoxicante, favoreciendo la respiración y proliferación celular durante la noche.

Además, combina cinco aceites naturales: aguacate (nutritivo), macadamia (hidratante), sésamo (reparador), jojoba (protector) y germen de trigo (antioxidante). Las notas de  aceites esenciales de jazmín, ylang ylang y naranjo amarg, que inducen al bienestar y favorecen el sueño, lo que convierte su aplicación en una agradable experiencia sensorial.

¿Cómo se aplica? Simplemente calienta unas gotas con las manos y aplícalo con suaves digitopresiones, sin frotar, desde la parte central del rostro al exterior.

5 comentarios :

  1. Se ve un centro muy cuidado y aunque estoy poco familiarizada con los aceites este reparador nocturno me llama la atención.

    ResponderEliminar
  2. Qué buena pinta tiene ese aceite. Bsts

    ResponderEliminar
  3. En casa utilizamos muchos productos de Skeyndor mi hija y yo. Son fantásticos.

    ResponderEliminar
  4. Que sitio más maravilloso!! Me encantan los aceites,y esté promete.Gracias y besitos.

    ResponderEliminar
  5. Quién pudiese disfrutar de ese maravilloso centro y de sus cuidados.

    ResponderEliminar

Design: WS