¿Tienes buen oído?

En muchas ocasiones solo nos preocupamos por adornar nuestras orejas con pendientes maravillosos y poco o nada por nuestra salud auditiva. Este es un tema realmente importante, y que debemos tomar tan en serio como ir al dentista o revisar nuestra vista porque, ¿a quién no le gusta contagiarte de la risa de tus amigos, enamorarse con una canción,  los sonidos de la naturaliza en un paseo por el bosque, disfrutar de una buena conversación o de la banda sonora de una buena peli?


Por eso me ha parecido muy interesante poder compartir con vosotros una breve entrevista sobre este tema que el Dr. Juan Royo, otorrinolaringólogo de la Unidad de Implantes Cocleares del Hospital Clínico de Zaragoza y moderador de la comunidad Viviendo el Sonido de GAES, ha concedido en exclusiva a fashion & beauty now. ¡Espero que os guste!
 

1- Los oídos son los grandes olvidados, ¿cómo podemos cuidar nuestros oídos aunque no suframos ninguna patología?
Lo más importante para mantener una buena salud auditiva es llevar a cabo una correcta higiene de los oídos. Evitar el uso excesivo de bastoncillos, que pueden dificultar el sistema natural de limpieza y provocar obstrucciones; utilizar protectores auditivos para el baño hechos de material flexible, ligero e hipoalergénico y secar muy bien los oídos después de lavarlos son algunos de los principales consejos de los expertos.

Es fundamental evitar la exposición continuada a ruidos de intensidad elevada. Así, por ejemplo, hay que evitar superar el 60% del volumen máximo del reproductor de música cuando se escucha con auriculares y utilizar protecciones auditivas en caso de exposición a niveles elevados de ruido.

La prevención constituye además un factor de suma importancia a la hora de proteger los oídos. Así, los especialistas indican que acudir a la consulta de manera periódica para llevar a cabo una revisión auditiva ayuda a detectar problemas que pueden haber pasado desapercibidos, facilitando así que se pueda aplicar el tratamiento más adecuado lo antes posible.

2- ¿A partir de qué edad hay que empezar a realizar revisiones auditivas?

Si bien es cierto que el oído es uno de los sentidos más valorados, también lo es que en la actualidad aún no se le presta la atención necesaria. En estos momentos, solo un 50% de la población española se somete a revisiones auditivas periódicas. Para los expertos el reto está en conseguir que la población sea consciente de la importancia de la prevención auditiva y que, de la misma manera que tiene el hábito de someterse a una revisión dental u oftalmológica al año, adquiera la costumbre de hacer lo mismo con el oído.

Los especialistas recomiendan que estas revisiones empiecen a llevarse a cabo a edades muy tempranas, algo que permitirá detectar de manera precoz cualquier tipo de problema que afecte al oído y realizar el seguimiento adecuado.

3- ¿Qué debemos hacer si notamos que oímos peor (independientemente de la edad)?

Según los expertos, es muy importante acudir al especialista ante la menor sospecha o afección. Algunos de los síntomas que pueden alertar de un posible problema auditivo son la necesidad constante de ver la televisión a un volumen elevado, pedir con frecuencia que se repitan palabras o tener dificultades para seguir con fluidez una conversación. Cuando estos problemas empiezan a afectar la vida cotidiana, se debe acudir al médico para tomar aquellas medidas que permitan paliar la pérdida auditiva antes de que esta aumente.

4- ¿Qué tipo de ruidos son los más perjudiciales en la vida diaria de una ciudad?

Se calcula que actualmente en España hay más de 9 millones de personas que conviven diariamente con niveles de ruido superiores a los 65 decibelios, que es el nivel máximo recomendado por la OMS.

La calle es el lugar donde la gente tiene más problemas con el ruido. El tráfico y las obras son los ruidos más molestos, mientras que en casa lo que más perturba son las fiestas o cenas organizadas por los vecinos.

El entorno laboral es otro de los lugares más ruidosos. Los comentarios de los compañeros de trabajo, el teléfono y el ruido procedente de la calle suelen ser las situaciones que más molestan.

5- ¿Existe algún ejercicio que podamos realizar para mejorar la audición o que no empeore?

Lo más importante es tomar las medidas adecuadas a la hora de proteger los oídos. Por ejemplo, si se trabaja en entornos ruidosos, deben utilizarse protecciones que atenúen la intensidad del ruido. En este sentido, en discotecas o conciertos es recomendable separarse de los altavoces y amplificadores.

En lo que se refiere a la higiene, debe evitarse el uso excesivo de bastoncillos. También se recomienda utilizar protectores auditivos para el baño hechos de material flexible y secar bien los oídos después de lavarlos.

En invierno, además, es fundamental protegerse de las inclemencias del tiempo. Así, para resguardar los oídos del frío, lo más indicado es utilizar gorros de lana u orejeras.

6- ¿Cómo es recomendable limpiar los oídos?

Lo más importante es no utilizar bastoncillos, que pueden dañar internamente el oído, sino productos específicos para la limpieza de los oídos.

7- ¿Cómo evitar las infecciones de oído más comunes como la otitis?

Una de las principales defensas contra la otitis o cualquier otro tipo de infección auditiva es seguir una alimentación que fortalezca los oídos. Una dieta rica en vitamina B-12, que se puede encontrar en alimentos como la leche y sus derivados, los huevos, el hígado, las carnes rojas, el aloe vera, las algas o el polen, es beneficiosa para el sistema nervioso y para los oídos.

El frío propio del invierno constituye también una de las principales fuentes de infecciones para el oído. Por ello, es importante mantenerlo protegido de las bajas temperaturas utilizando orejeras o gorros de lana. No obstante, si el oído se inflama, puede aplicarse una bolsa de agua caliente de forma externa que ayudará a bajar la inflamación.

Durante la época estival también deben extremarse las medidas protectoras para defender los oídos del aumento del calor y la humedad, que pueden provocar una mayor aparición de gérmenes respecto a otras épocas del año.

En este sentido, se recomienda no nadar en aguas no saludables, ya que el agua contaminada contiene bacterias que pueden dañar los oídos, y entrar en el agua poco a poco para evitar que la presión pueda causar infecciones. Además, deben utilizarse protectores auditivos de baño cuando se realice algún deporte acuático. 

8- ¿Utilizar auriculares para escuchar música daña el oído?

Uno de los factores que los especialistas identifican como posible causa de una mayor incidencia de problemas auditivos entre los jóvenes es el hábito de escuchar música con reproductores de MP3 a un volumen muy alto durante largos periodos de tiempo.

Para paliar los riesgos que puedan tener los reproductores de MP3 sobre la salud auditiva, la Comisión Europea recomienda establecer un volumen máximo de estos aparatos en los 80 decibelios y que la exposición semanal no supere las 40 horas.


Antes de poner en práctica todos los consejos del Dr. Juan Royo, y si no os habéis realizado nunca una revisión auditiva, tened en cuenta que una opción estupenda son los centros GAES, que se dedican a proporcionar soluciones auditivas a las personas con problemas de audición, desde que fue fundada en 1949, en Barcelona. Sus centros auditivos disponen de la tecnología más avanzada y técnicos especialistas para detectar un posible déficit auditivo y adaptar la ayuda auditiva más apropiada y de forma personalizada en cada caso.

Actualmente, GAES dispone de una red de unos 600 centros auditivos, de los cuales más de 500 están en España y el resto distribuidos en Portugal, Chile, Argentina, Turquía y Ecuador. ¡Ya no hay excusa para no cuidar nuestra salud auditiva!

2 comentarios :

  1. Eres una persona maravillosa,genial la entrevista.

    ResponderEliminar
  2. Todos los años en el reconocimiento médico de la empresa nos hacen pruebas auditivas y nunca he tenido ningún problema.

    ResponderEliminar

Design: WS