Una ducha perfecta en 5 pasos

El ritual diario de la ducha puede parecer más simple de lo que en realidad es. Elegir los productos adecuados para proteger nuestra piel, que no la resequen y que muestre así una luminosidad rebosante de salud no es tarea fácil. Aquí os muestro 5 productos con los que es posible lograrlo.


El primer paso es el evidente, el gel de ducha. No podéis dejar de probar Atoderm, de Bioderma, un gel de ducha sin jabón de uso frecuente ideal para pieles secas que reduce la tirantez y suaviza y protege la epidermis. Realmente fabuloso.


Para mantener una correcta higiene íntima prueba el nuevo Chilly gel hidratante que, como su propio nombre indica, proporciona hidratación y confort. Está enriquecido con extracto de aceite de oliva y está especialmente recomendado para  momentos de estrés o periodos de cambios hormonales.  Ya sabéis que la gama cuenta con otras tres variedades que se adaptan a cualquier ritmo de vida y necesidades específicas.


Como os contaba hace algún tiempo, la exfoliación es un paso fundamental, junto con la limpieza (no solo del rostro sino también del cuerpo) para que la piel esté sana, bonita y luminosa, además estará mucho más receptiva ante los productos de tratamiento que apliquemos tras su uso.

Uno de mis exfoliantes favoritos es el exfoliante tonificante con pepita de uva verdejo de Esdor porque tonifica, limpia y deja la piel suave y libre de impurezas. Está fabricado de forma artesanal y formulado con ingredientes naturales como el azúcar moreno, aceite de uva y pepitas de uva blanca variedad verdejo, uvas de suave aroma afrutado y excelente acidez perfectamente compatible con la piel, facilita la regeneración de las células que forman el manto ácido protector y aporta las propiedades emolientes del aceite de uva. Está indicada incluso para pieles sensibles y huele de maravilla.


Tras este paso me encanta utilizar Eucerin bajo la ducha, un acondicionador corporal que hidrata la piel al momento, al mismo tiempo que piel sensible directamente en la ducha. Hidrata  la piel de forma instantánea y refuerza la barrera protectora estimulando la regeneración de la piel. También reduce la pérdida de agua y estimula regeneración y refuerza la función protectora. ¿Cómo se utiliza? Simplemente hay que aplicarlo sobre la piel húmeda, se deja actuar unos segundos y se aclara. Os aseguro que es estupendo.


Una vez que hayamos secado la piel ligeramente con una toalla no puede faltar una hidratación intensa. Os recomiendo la nueva Loción Corporal Elasticidad Intensa de Neutrógena, ideal ayudar a recuperar la elasticidad de las pieles secas en tan solo 10 días.

¿Lo mejor de este producto? Hidrata de forma profunda y duradera, deja la piel elástica, suave y muy flexible en poco más de una semana y se absorbe rápidamente. Su fórmula contiene minerales activos que ayudan a estimular la producción natural del colágeno de la piel, lo que ayuda a mejorar  su elasticidad y suavidad.

Me gusta además su textura no grasa, su perfume ligero nada cargante y que se absorbe rápidamente, algo que es de agradecer para las que siempre vamos con prisas. Lo ideal es aplicarlo un par de veces al día, pero si la utilizas tras la ducha con la piel aún un poco húmeda los resultados son estupendos. ¿Qué os han parecido? ¿Qué productos utilizáis en vuestra ducha diaria?

6 comentarios :

  1. Tengo que probar muchos de ellos porque tengo la piel hiper seca y esto no puede ser.
    Un besito :)

    ResponderEliminar
  2. No conocía el gel ducha...

    ResponderEliminar
  3. Veo que te cuidas muy, muy bien. Besos.

    ResponderEliminar
  4. En mi ducha diaria utilizo gel (no tengo marca concreta porque voy variando) que no sea muy perfumado o jabón de glicerina y luego siempre hidratante corporal.

    ResponderEliminar
  5. Ese exfoliante lo quiero probar desde hace muchísimo, cuando termine alguno y pueda me haré con él. bsts

    ResponderEliminar

Design: WS