Tudor, los relojes que viven entre el pasado y el futuro

Estamos a punto de estrenar diciembre y con él llegan las fiestas y los regalos. Para iros dando alguna idea (porque aunque parezca pronto todos sabemos que se nos echa el tiempo encima) os traigo una marca de relojes cuya historia se remonta a finales de los años cuarenta: Tudor. Seguro que entre todas sus piezas encuentras alguna idea para hacer un regalo con el que acertarás.

Esta firma, sita en las joyerías más exclusivas, fue lanzada al mercado por Hans Wilsdorf en 1946, una gran figura de la relojería de lujo de la época, que comenzó su andadura en este apasionante sector avalado nada menos que por Rolex. En aquella época la insignia de Tudor se representaba con una rosa, el símbolo de la dinastía que reinó en Inglaterra con el mismo nombre. En 1969 cambió y se convirtió en un elegante escudo, que perdura hasta nuestros días.

Actualmente los nuevos modelos Tudor cuentan con un diseño funcional, moderno, actual y deportivo, al mismo tiempo que elegante, distinguido y refinado.

De la fusión entre lo vintage y la velocidad surge el nuevo Tudor Heritage Chrono 2010, de la colección Tudor Sport, inspirado en el Cronógrafo Tudor Oysterdate de principios de la década de los setenta. Un modelo que representa el homenaje perfecto a los vínculos históricos y valores que comparten Tudor y Porsche, y a la poderosa asociación entre Porsche Motorsport y firma relojera en 2009 (cuando ésta se convirtió en Timing Partner en la Super Cup) competición en la que se corre al volante de Porsches 911 GT3 Cup Type 997, todos ellos idénticos y derivados del modelo Porsche 911 Carrera. Un regalo perfecto para no fallar con los apasionados del automovilismo esta Navidad.



Sponsored Post

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Design: Serein Atelier