El Monaco V4 de Tag Heuer

Líder mundial de relojes y cronógrafos de lujo inspirados en el deporte desde 1860, Tag Heuer mantiene su primacía reinventándose constantemente a sí mismo. Así, con motivo de su 150 aniversario la legendaria firma relojera convierte en realidad comercial su innovación más revolucionaria y audaz desde el cronógrafo mecánico a la centésima de segundo: se trata del primer movimiento mecánico avanzado del tercer milenio y probablemente la primera gran contribución del siglo XXI a la innovación relojera. Dicho movimiento consiste en sustituir el sistema de ruedas y piñones por la transmisión con correas. Este gran avance se materializa en el Monaco V4: la nueva y revolucionaria encarnación del icónico Monaco, el ya mítico reloj de caja cuadrada que se viera por primera vez en la muñeca de Steve McQueen en el clásico de las películas de carreras Las 24 Horas de Le Mans.


La historia de esta exclusiva pieza comenzó hace cinco años cuando la empresa desveló el Monaco V4 Concept Watch en Baselworld 2004 como el primer reloj del mundo con correas de transmisión (con una sección del mismo tamaño que un cabello humano, y 10 veces más pequeña que cualquier otra correa que se haya fabricado nunca), masa lineal y rodamientos de bolas. El Monaco V4, doblemente patentado y fabricado 100% por Tag Heuer, supera su propio legado.

Esta maravilla se ha fabricado íntegramente a mano en el taller de la firma en La Chaux-de-Fonds, y de la que se fabricará una exclusiva edición de lujo de tan sólo 150 unidades realizadas en platino y que se venderá al precio de 70.000 euros.

Los procedimientos utilizados en el diseño, el prototipado y la producción de esta obra maestra de la técnica son los mismas que se emplean para desarrollar complejos sistemas aeroespaciales. Las herramientas utilizadas provienen de una ecléctica fusión de disciplinas, como la industria automovilística y el sector de las TI, las matemáticas aplicadas, la química, la climatología, la ingeniería informática y las ciencias micromecánicas que se unen a las tradiciones más venerables de la maestría artesanal. Aparte, Tag Heuer, ha concebido nuevas máquinas y métodos específicos diseñados para su creación.


“La inspiración del Monaco V4 es el coche deportivo de alta gama… El nombre V4 se deriva de los cuatro barriletes del movimiento, que están montados sobre una placa principal de platino en forma de V con una inclinación de +/-13 grados, al igual que los cilindros de un motor de carreras de alto rendimiento. El principio de la transmisión mediante 5 correas graduadas tiene sus raíces en el diseño automovilístico, donde, por ejemplo, en el ciclo de la combustión, la correa del distribuidor está sincronizada con el movimiento de las válvulas y los pistones del motor”, afirma Jean-Christophe Babin, Presidente y Director General de Tag Heuer.




Lo más espectacular a simple vista es que los sistemas de rodamientos son visibles por ambos lados, mientras que el singular escape del movimiento y tres de sus correas de transmisión pueden apreciarse por delante, y las dos series de barriletes por detrás. El brazalete es una elegante correa de piel de cocodrilo con escamas grandes, cosida a mano, con una inserción de titanio. El diseño general es nuevo, distinto a cualquier otro y totalmente vanguardista.

1 comentario :

  1. Mónica12/07/2009

    Es una pasada... ¡qué pena que sea tan caro!

    ResponderEliminar

Design: WS