El Sistema 3 pasos de Clinique, un clásico para el cuidado de la piel sometido a prueba

¿Recordáis cómo empezasteis a cuidar vuestra piel en serio? Yo sí, tenía 15-16 años y mi madre me regaló el Sistema 3 pasos de Clinique. Por aquellos años el tema de seguir una rutina de belleza me sonaba a chino. La mayoría de los días se me olvidaba echarme la crema o no utilizaba el tónico y solo utilizaba el jabón (de pastilla, porque hace 15 años no existía el gel) y la crema… Vamos, un desastre con mayúsculas, en negrita y subrayado. Pero el hecho de tener aquellos tres maravillosos tesoros en mis manos no me dejaron indiferente.

Con el tiempo empecé a observar que mi piel estaba mucho más limpia e hidratada si los utilizaba los tres que si me saltaba uno de los pasos, o directamente no los utilizaba. El único producto que me daba algunos problemas era la crema… al tener la piel mixta a lo largo del día me iban saliendo brillos en la zona T. No acababa de encajar en mi piel así que lo utilizaba en todo el rostro menos en la zona T. El segundo problema surgió cuando observé que esta zona también necesitaba hidratación y no se la daba, así que el tercer paso lo fui sustituyendo por otros productos… El tónico me fascinaba y lo he utilizado en numerosas ocasiones, al igual que la pastilla de jabón. Son básicos que han formado parte de mi neceser en numerosas ocasiones.

Hace unas semanas Clinique me propuso ser embajadora del Sistema 3 pasos, un reto que consistía en probar la combinación más adaptada a mi piel y contároslo. Acepté encantada. Sobre todo porque los tres pasos ya no son lo que eran, ahora Clinique tiene más productos que se adaptan  a las necesidades de cada tipo de piel.


Tras quince años de esta primera experiencia beauty, mi piel sigue teniendo más o menos las mismas necesidades… Os cuento en detalle cómo ha sido mi experiencia y cómo la mejoraría.

El mantra del Sistema 3 pasos no ha cambiado: limpiar, exfoliar e hidratar. En mi caso para mi piel sigue siendo necesaria una limpieza perfecta, una exfoliación exhaustiva, y  una crema que ayude a mantener el equilibrio óptimo de hidratación en la zona T y las mejillas (ojalá hubiese existido hace años la nueva versión…). Sin duda un sistema muy bien pensado para conseguir una piel sana en 3 minutos y con tan solo 3 pasos. ¿Lo mejor? Que tras dos semanas de uso notas la piel más suave y luminosa. Y no solo eso, sino que ahora puedes combinar dos texturas de jabón, cinco tónicos adaptados a los diferentes tipos de piel y dos tipo de  hidratación, para que cada una cree su combinación perfecta de este archiconocido Sistema. Os detallo cada paso…

Primer paso: Limpiar

Para mi piel he elegido el jabón facial líquido suave para pieles secas-mixtas. Me gusta bastante porque tiene exactamente los mismos beneficios básicos del jabón facial en pastilla, pero en aplicación líquida. Limpia sin resecar los lípidos protectores, y prepara la piel para el segundo paso.  Además, el dispensador es mucho más cómodo que utilizar la pastilla (que también me parece buenísima). Yo lo utilizo dos veces al día (mañana y noche) y me deja la piel muy fresca, limpia y nada tirante. Precio: 200 ml, 24,50€.


Segundo paso: exfoliar con la loción clarificante

Según Clinique es el paso que marca la diferencia, ¿el motivo? tiene una acción exfoliante que permite a las capas de piel más nuevas llegar a la superficie, proporcionando un aspecto más suave y luminoso. Yo utilizo la número 2, adaptada a las pieles mixtas, lo aplico con un disco de algodón apretando un poquito, evitando el contorno de ojos y noto un ligero cosquilleo. He de confesar que es mi paso favorito, me deja la piel impoluta con los poros menos visibles y totalmente libre de suciedad, grasa  o residuos de jabón. Sin duda uno de mis cosméticos de cabecera. Precio: 200 ml, 23€ y 400 ml, 36,50€.



Tercer paso: Hidratar

Después de mi decepción con la clásica Dramatically Different Moisturizing Lotion, en esta ocasión me he decantado por la versión en gel. Esta nueva fórmula me gusta bastante porque equilibra, suaviza y mejora la piel en un solo gesto sin engrasarla. Precio: 50 ml, 27,75€ y 125 ml, 55,50€.

Después de utilizarla la piel se me queda mate y muy suave. Pero ahora, tengo otro problema diferente al que tenía con 15 años… momento en el que el Sistema 3 pasos fue la ayuda perfecta para adquirir buenos hábitos cosméticos. Lo que echo de menos en este sistema es que amplíe su gama de hidratación e incluya algún producto adaptado a pieles no tan jóvenes, para primeras arrugas que contenga activos antiedad, antioxidantes, vitaminas… Sería un gran éxito, de eso estoy segura, ya que en mi caso este sistema lo complemente con serúms o un tratamiento sobre el gel de hidratación, que según los expertos de Clinique es como debe utilizarse…

5 comentarios :

  1. Siempre he querido comprármelo pero nunca tengo dinero para esto.
    Besiños

    ResponderEliminar
  2. hola preciosa, yo también lo probé hace años y es cierto era en formato jabón, je,je,je...me fue bien aunque solo eran muestras, habría que probar estos nuevos productos a ver qué tal, llevas razón en lo de que tendrían que incluir antiarrugas, sobre todo para las que tenemos unos añitos como yo, je,je,je...es un buen sistema para adquirir una rutina de limpieza y cuidados....gracias por contarnos tu experiencia y besos

    ResponderEliminar
  3. Es un básico en mi neceser!!!,

    ResponderEliminar
  4. Leticia MJ4/10/2013

    ¡A mí el tónico también me encanta! es increíble cómo deja la piel, en cambio la crema nada de nada...

    ResponderEliminar
  5. yo no soy mucho d esa marca, la verdad... no me dio buenos resultados! mejor nivea que es más barata y me va mejor :) mua

    http://lasobsesionesdenico.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar

Design: Serein Atelier