La primavera de Dior se tiñe en clave Gris Montaigne

El color gris y el cannage (rejilla) son dos sellos inconfundibles de Dior. Ambos están impregnados de historia y son todo un símbolo de la casa que han marcado innumerables colecciones de moda, perfumería y el colorido de la firma.


El gris fue el color con el que el Christian Dior vistió en 1947 el número 30 de la Avenue Montaigne, el legendario palacete en el que el diseñador abrió su primera Maison de Couture. Sin duda un color que le apasionaba y marcó toda su vida, ya que el gris inundó su casa de la infancia, la Villa Les Rhumbs, situada en Normandía."Es el color más práctico y elegante que combina con todo. Además, es un color muy chic, muy Paris", afirmaba Monsieur Dior.


Por otra parte, el cannage es una herencia del mimbre que tiene su origen en la moda británica del siglo XVIII. El diseñador comenzó a sentar a sus invitados en sillas de mimbre durante sus primeros desfiles, convirtiéndolas en el sello de identidad de la maison. Además, Christian Dior lo escogió para decorar su casa de Milly-la-Forêt, su refugio tras sus desfiles de Alta Costura.

Este símbolo apareció por primera vez en el perfume de Eau Fraîche, lanzado en 1953. Actualmente Dior Cannage es el toque característico final de la superficie de los productos de maquillaje, de Rouge Dior, de la decoración de los Instituts Dior y de la colección de fragancias Escale.


Ahora vuelve con fuerza en la última colección de maquillaje Dior, creada por Tyen para la temporada Primavera-Verano 2011. En ella rinde un homenaje a estos dos códigos intemporales con la impecable colección Gris Montaigne.


Esta muestra de savoir faire nos revela un sorprendente tono gris perla para las uñas ¡y los labios! La laca nº707 Dior Gris Montaigne, de edición limitada creada por Tyen, viste las manos de elegancia Alta Costura, mientras el brillo Dior Addict Ultra-Gloss cubre los labios de un delicado Gris Trianon, uno de los colores favoritos de Monsieur Dior.


Tyen también cede parte del protagonismo al tono porcelana nº108 de la laca de uñas Dior Vernis, un gran clásico de la casa, y al el brillo Dior Addict Ultra-Gloss, que aportan un toque de frescura e inocencia que suaviza el gris convirtiéndolo en un dúo cromático impecable.


Para los ojos no puede faltar en tu neceser primaveral un accesorio de belleza imprescindible de edición limitada: la nueva paleta de sombras de ojos Dior Cannage. Un complemento precioso que emula el legendario bolso Lady Dior, con sus líneas geométricas, la superficie acolchada y las letras D-I-O-R colgando a modo de amuleto. En su interior encierra una selección de cuatro sombras de ojos grises y rosas, en dos armonías irresistibles: Gris Petit Tour, una sutil combinación de gris claro; y Gris Soupirs, una selección más intensa del gris.



Para completar la absoluta modernidad del gris, el rosa se declina para los labios y las manos. Te encantarán las barras de labios Rouge Dior y Sérum de Rouge en los nuevos matices efímeros rosa bebé y coral.



3 comentarios :

  1. La paleta es una pasada!!! Tanto el packaging, como las sombras me tienen absolutamente enamorada!!!
    Un besito, guapa.

    ResponderEliminar
  2. No puedo con tanto, es paleta me tiene hechizada, si es que es preciosaaa U_U y esa laca de uñas. Jolíiiiinnnn. Maldito dinerooooooooooo!!!!!!!

    Besitooosss

    ResponderEliminar
  3. Preciosa paleta de sombras. Me encantan los colores y las texturas de las sombras de Dior!!
    Besitos

    la-munecadetrapo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Design: WS