Las nuevas fragancias-joya Life Threads de La Prairie

Hace un año nacían Life Threads, un trío de fragancias de La Prairie inspirados en el complejo entramado que conforma el corazón de una mujer. Ahora la lujosa firma nos vuelve a sorprender con tres nuevos aromas Life Threads: Sapphire, Ruby y Emerald, que liberarán las fantasías y vestirán el alma, eso sí de piedras preciosas.

Cada una de las fragancias está inspirada en la gema de la que reciben el nombre. De esta forma, Sapphire es la esencia del romance, toda una fantasía floral repleta de elegancia. Antiguamente se pensaba que el zafiro era el cimiento en el que se apoyaba la tierra. Así, este aroma evoca una maravillosa experiencia en un spa situado en una isla idílica en la que la paz del océano, cubierta con pétalos de exóticas orquídeas y jazmín marino, invita a una tranquila meditación. En sus notas de salida se reflejan los aromas de hojas verdes, albaricoque y fresia. La personalidad de su corazón cautiva con la profusión romántica de jazmín marino, el narciso salvaje y la gardenia. El alma de la fragancia difunde finalmente el misterio sensual del sándalo, la madera blanca y el ámbar.


Ruby representa el color del amor. Se relaciona con el deseo y el poder. Su aroma floral y oriental, lleva como estandarte la esencia de la pasión y los sentimientos profundos que se expresan en libertad. Su nota envolvente despierta los sentidos con la irresistible tentación de la bergamota, la flor de naranjo y el lirio del valle. El corazón de la fragancia cautiva con la espléndida generosidad del azafrán español, la flor de ylang-ylang, la rosa roja y el jazmín. Su estela inspira la última seducción con el sándalo, el vetiver, el almizcle y la semilla de vainilla.

Emerald lleva la esencia de un encantamiento. La piedra que inspira su aroma era sagrada para los incas y aztecas. También era muy valiosa para los faraones egipcios. Sin duda un aroma que representa el renacer de la naturaleza. La primera impresión despierta los sentidos del alma primaveral del galbanum fresco, la flor de naranja y la angélica. Su corazón celebra el resplandor de la primavera con la rosa búlgara, la lila, el jazmín indio y el narciso francés. El fondo seduce con un delicado toque exótico que permanece y cautiva con sándalo, iris, musgo de roble y ámbar puro.

Destacan sus frascos geométricos, envueltos en filamentos de zafiros, rubís y esmeraldas que se convertirán en un deleite visual y en todo un objeto de deseo.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Design: Serein Atelier