Platinun Rare de la La Prairie, el poder del platino concentrado en un tratamiento único

Hay descubrimientos en el mundo de la cosmética que no se pueden dejar pasar por alto. Hoy os traigo uno de ellos: la introducción del platino por primera vez en un tratamiento cosmético gracias a la investigación de La Prairie. Las propiedades revitalizantes que aporta este metal precioso puro en la piel ha abierto un nuevo campo de investigación para los científicos de esta prestigiosa firma suiza, que han concentrado en un cosmético la capacidad que tiene este componente para recargar el equilibrio eléctrico de la piel, ayudando a su ADN a resistir el envejecimiento y proporcionado una hidratación continua. Pero hablemos de este tratamiento con más detalle.

La línea se compone de dos productos:

Uno es el Cellular Serum Platinum Rare. Se trata de un sérum que promete retrasar el envejecimiento prematuro gracias al equilibrio eléctrico que aporta el platino coloidal a la piel, impidiendo la entrada de elementos contaminantes y reteniendo la hidratación. También la lumina, creando un sistema dentro de la piel que la prepara para enfrentarse a pigmentaciones futuras, y por último la tensa.

El otro producto es Cellular Cream Platinum Rare, una crema cuya acción antienvejecimiento actúa en tres ámbitos: equilibra la piel creando un balance eléctrico ideal, permitiéndole absorber mejor las sustancias esenciales y manteniendo un nivel de hidratación idóneo; protege el mecanismo de reparación natural de su ADN, a través de la tecnología exclusiva Smart Crystal (que ayuda a evitar el envejecimiento prematuro); e hidrata profundamente la piel, a través de un sistema de hidratación continua que se activa en función de las condiciones climatológicas (se ajusta a los niveles variables de humedad externa).


Entre sus principales activos se encuentran el platino coloidal con carga negativa, que hidrata y protege; un complejo de ceramidas 2 y matrikina palmitoilada, que repara el daño de la piel producido por la edad, suaviza las arrugas y las líneas de expresión y restaura la barrera cutánea; malaquita (la piedra sagrada del antiguo Egipto), conocida por su acción antioxidante; hematita (un extracto rico en hierro), que restaura la luminosidad y la juventud en una piel envejecida; y resveratrol, que actúa junto con las partículas de Hesperidin Smart Crystals (que protegen el ADN del núcleo celular) contra la acción de los radicales libres.

Para hidratar y aportar suavidad, elasticidad y tono esta fórmula cuenta con algas rojas, calmantes, hidratantes y reestructurantes; escualane, un emoliente natural procedente del aceite de oliva; y otros ingredientes muy efectivos y de origen natural como el biosacarido Gum-1 que hidrata a largo plazo (tres horas después de su aplicación la piel esta aún más hidratada). Además, aporta luminosidad gracias a un agente fotoreflectante de plata y pigmentos de perla.

Su textura es densa, pero de rápida absorción. Decir que tras una semana de uso en una piel adecuada (no demasiado joven), se muestra muchísimo más hidratada, luminosa, fresca y jugosa. Las arrugas se difuminan (sin milagros, como siempre me gusta recalcar), y la piel está más tersa. Se puede utilizar también por la noche, lo cual es muy recomendable porque a la mañana siguiente, tras su uso, la piel se muestra visiblemente muy reparada. También puedes usarla sobre cualquier serum y la verdad es que, a pesar de su elevado precio (566 € - 30 ml), cumple lo que promete.

No hay comentarios

Publicar un comentario en la entrada

Design: WS